Loading...
Yo soy… Cuerpo y Mente2018-11-06T16:02:56+00:00

“Todo es posible cuando uno está conectado con el sentimiento de unidad”

Mi objetivo es guiar y acompañar, tanto a través de la práctica individual como grupal, una manera de fortalecer y flexibilizar el cuerpo y la mente ayudándote a afrontar mejor los cambios y estrés del momento.

En el trabajo grupal, intento adaptar al máximo las sesiones a las necesidades de cada persona. Por eso, me gusta trabajar con grupos reducidos. Siento que la calidad humana está más presente.

Yoga

El objetivo de esta técnica ancestral es adquirir un buen estado de salud holístico para sentirlo tanto a nivel orgánico como a nivel mental, activando la concentración para atraer toda nuestra atención a este momento y presencia a través de la respiración consciente.

De esta manera, se moviliza todo el organismo (desde la parte física hasta la más sutil) y se aprende a gestionar los procesos respiratorios.

A la persona que es principiante, la guío de forma sencilla cómo iniciarse en la práctica de yoga para recuperar su equilibrio.

Para la persona que ya practica habitualmente, la acompaño a ir más allá de la asana.

Yoga Nidra “Respira-relaja-medita”

El Yoga Nidra (“yoga de los sueños” o “sueño psíquico”) es un poderoso método sistemático, resultado de la recopilación de antiguas técnicas y rituales tántricos, investigados en la década de los años 60 por el maestro Swami Satyananda Saraswati.

Esta práctica permite deternos a observar y activar la auto-escucha de nuestro cuerpo conectando con el momento, sintiendo nuestra presencia y respirando conscientemente para activar la concentración ayudándonos a liberar bloqueos tanto a nivel físico, mental, emocional como energético.

Práctica muy recomendable para quien busca apaciguar la mente, reducir el estrés, relajar el sistema osteomioarticular, equilibrar el sistema nervioso. elevar el ánimo, evolucionar y encontrar su camino

Yoga • Movimiento • Conciencia

Es una herramienta de autoconocimiento, sanación y ampliación de la conciencia.

Volver al movimiento esencial y natural del cuerpo es aprender a soltar las cargas y abrir las corazas que hemos ido colocando de forma consciente o inconsciente a  lo largo de la vida.

Permeabilizamos la estructura del cuerpo para que nuestro movimiento se vuelva una danza con la vida.”

La práctica de yoga aporta dirección y escucha para evitar perdernos en la mente y en la emocionalidad.

La danza africana nos recuerda quienes somos y nos conecta con la alegría de Ser.

Ambas desarrollan la inteligencia corporal conectando con el eje físico de donde surge toda la alineación y con el eje sutil a través del cual se conecta con la presencia.

Además, aportan el equilibrio, la coordinación, la fuerza, la flexibilidad, el anclaje y la adaptabilidad que necesitamos así como el aumento de la escucha aprendiendo a conectar y fluir con el momento presente.

Transmites mucho y en positivo. Te explicas muy bien, tanto para exponer tus propósitos como para explicar las asanas. Además, vas un punto más allá, explicando el porque, el para que, explicado de una manera u otra… Así vamos incorporando naturalmente lo que nos quieres transmitir.”

Jocelyne

 Me siento tranquila, relajada y en paz!!!!, estoy más activa, con fuerza para finalizar la semana y disfrutar de lo que me llegue.. Gracias Sonia!

Maria Jesús

¡¡¡Sonia tiene la cualidad de saber cómo estamos y sabe adaptarse a nuestras necesidades y cada clase la personaliza para nosotros. Son clases magistrales!!!

Merçe

“Transmites mucho y en positivo. Te explicas muy bien, tanto para exponer tus propósitos como para explicar las asanas. Además, vas un punto más allá, explicando el porque, el para que, explicado de una manera u otra… Así vamos incorporando naturalmente lo que nos quieres transmitir. Me encanta tu gran entusiasmo, tu dinamismo… para dar las clases. Es muy interesante trabajar el cuerpo de esta manera, es también más “divertido”. Voy para trabajar a la vez cuerpo y mente, para tener, como dices, un espacio para mí pero en grupo.”

Jocelyne Brehin

“Mi ritmo de vida es muy acelerado y cuando estoy en clase de yoga contigo, bajo de revoluciones. Es mi momento, cuando pienso que me cuido y que estoy por mi. Me aporta por una lado, serenidad, claridad, bienestar, amor, tranquilidad, sacar problemas acumulados, desconexión, fuerza… por otro lado, mi cuerpo agradece mucho la práctica (más elasticidad, estirar mi cuerpo del engarrotamiento, la respiración…) Tengo la sensación que cuando entro a la clase estoy en un ambiente puro y cuando salgo, noto que lo puro soy yo. Es maravillosa la sensación. Lo mejor de todo, Sonia. Y lo que más me gusta, entre muchas, es tu amor a que aprendamos todo lo que sabes por el bien nuestro.”

Mary Hidalgo

“El jueves, para mí, es el peor día de la semana… me cuesta levantarme porque arrastro el cansancio, estoy más espesa y más lenta en mis
acciones. Llego a clase de yoga corriendo, con estrés y la cabeza en el trabajo todavía. Empiezo la clase y Sonia nos va guiando en los ejercicios, va centrándonos en la postura y en nosotras mismas. Cuando terminamos la clase, mi energía está totalmente renovada. Me siento tranquila, relajada y en paz. Estoy más activa, con fuerza para finalizar la semana y disfrutar de lo que me llegue.¡Gracias Sonia!

Maria Jesús Espino

“El yoga que realiza Sonia me permite movilizar mi cuerpo y liberar las tensiones. En la clase me siento con energía de acción y de calma a la vez: la clase es activa pero me siento en calma interior. Nos acompaña y corrige en las diferentes posturas para que no nos dañemos con malas posiciones (en pocos sitios te ayudan tanto) y nos permite experimentar la sensación de postura ‘correcta’ sin por ello forzar el cuerpo. Nos explica cada postura, qué está trabajando y liberando.Trabaja cada mes unos aspectos concretos. Sus clases tienen orden y lógica (no son sólo una sucesión de posturas), para que nuestro cuerpo se flexibilice y no sea difícil hacer la siguiente clase. Siento como voy avanzando y mejorando clase a clase. Cuando salgo, estoy en diferente vibración. Mi cuerpo se encuentra ligero, liberado y mi mente en calma.Merece la pena probar sus clases y experimentarlo. En pocos sitios de yoga te sientes así durante la sesión y al salir.Un beso bien grande Sonia y gracias por hacerlas tan especiales.”

Rosa Villanueva

Asistir a las clases de yoga de Sonia es un placer. Es una pausa de una hora, como un reciclaje, donde dejas emociones que ya no sirven y cargas las baterías de nuevo. Es como un pequeño oasis en una gran ciudad.En las clases de respiración vamos hacia dentro, hacia nuestro ser, para estar conectadas…y lo vamos consiguiendo. Después de cada clase siento que he liberado algo y acabo más ligera, más feliz.Sonia tiene la cualidad de saber cómo estamos y sabe adaptarse a nuestras necesidades y cada clase la personaliza para nosotros. Son clases magistrales!!!

Merçé Cardona
Esta Web Utiliza Cookies y Servicios de Terceros. Opciones de Privacidad Ok